Sin categoría

El retorno triunfal del Festival de Jazz de Viña del Mar

Vía diario La Región Hoy

Por casi 14 años el Teatro Municipal estuvo cerrado después de los serios daños estructurales provocados por el terremoto del 27 de febrero de 2010. Por casi 14 años la ciudad se vió privada de cientos de espectáculos y shows culturales que acostumbraban ofrecerse regularmente en la ciudad. Después de casi 14 años de arduos trabajos, el Teatro Municipal reabrió sus puertas en diciembre del año pasado. Después de casi 14 años, el Festival de Jazz de Viña del Mar volvió a presentarse en la Ciudad Jardín.

Esta celebración reunió a varias de las agrupaciones de jazz más destacadas de nuestro país, las cuales representan una diversidad de estilos y propuestas que abarcan desde el jazz tradicional y el swing hasta la fusión con géneros como el rock, la música afro-latina, y el folclore, destacándose por su creatividad, influencia cultural y compromiso con la innovación musical y social en la escena nacional e internacional.

Este se llevó a cabo el pasado jueves 6 de junio de la mano del Municipio de Cuidados junto con la Corporación Cultural y el Teatro Municipal de Viña del Mar, en colaboración con la Escuela Popular de Artes Achupallas, y financiado por el Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras, Convocatoria Teatros Regionales y Municipales 2024. Inauguró Delabsur, grupo chileno surgido en 2018 como un laboratorio creativo musical entre Carlos Espinosa e Ignacio Mena y que está preparando su primer LP para este año, en un espectáculo en la comparablemente más pequeña Sala Viña del Mar que, a pesar de esto, tuvo una excelente convocatoria llegando a llenar todo el espacio disponible de la galería de arte.

El viernes 14 de junio a las 19:00 continuó con Mou Sso, ensamble musical fusiona elementos tradicionales y contemporáneos de diversas culturas del mundo en sus composiciones y arreglos, explorando melodías y ritmos africanos, latinoamericanos y del folklore chileno desde una perspectiva respetuosa, reflexiva y crítica de sus tradiciones y la historia que las envuelve, especialmente en relación con las mujeres, las disidencias y las diversidades; y con la agrupación Los Andes Big Band, dirigida por Santiago Cerda Contreras, es un referente nacional en jazz y swing con una trayectoria de 27 años y un carácter distintivamente chileno. Compuesta por 20 músicos profesionales, su repertorio incluye desde clásicos de Chick Corea y Duke Ellington hasta música étnica chilena y latinoamericana, destacándose por su versatilidad y camaradería en cientos de presentaciones nacionales e internacionales.

El sábado 15 de junio fue el día más movido. Comenzó a las 12:00 horas en el Foyer del Teatro Municipal con The Carmeners, un trío femenino chileno que fusiona jazz tradicional y swing guachaca en español, destacándose por su combinación de cepas musicales y humor. Conformado por Kristel Nielsen, Natalia Ramírez y Bárbara Callejas, su repertorio incluye clásicos del jazz y composiciones propias que abordan temas contemporáneos con un enfoque humorístico y reflexivo, explorando diversos géneros como bossa nova, bolero, blues, ska y neo swing.

Continuó a las 16:00 horas en la Escuela Popular De Artes Achupallas en Gabriela Mistral 320, donde tocó Moncho Pérez Cuarteto, un destacado baterista de jazz que forma parte de una reconocida saga de músicos de Concepción. A lo largo de más de 50 años de trayectoria, ha desarrollado un estilo caracterizado por su poderío rítmico e intensidad

A las 19:00 horas cerraron esa noche en el Teatro Municipal Hard Bop Preservation, una destacada agrupación de jazz que se centra en el hard bop, integrada por Alejandro Espinosa (baterista y director), Marco Reyes (contrabajista), Raimundo Barría (pianista) y Daniel D’Alcantara (trompetista); y Ensamble de Jazz Selknam, liderado por el renombrado saxofonista, compositor y director Andrés Pérez, fusiona el vibrante universo del jazz con la rica tradición musical y cosmovisión del pueblo Selknam. El ensamble cuenta con la colaboración del artista y lingüista Keyuk Yantén, reconocido por la Unesco por su labor en la revitalización del idioma selknam, y de Ivonne Gómez, una mujer médica dedicada a preservar la cosmovisión de su pueblo.

“Es un reencuentro de más de una década”, explica Andrés Pérez, Director del Ensamble de Jazz Selknam. “Recuerdo bien cuando, a los 15 años, venía con el maestro Juan Azúa de The Universal Orchestra a dar una serie de conciertos para personas mayores en este teatro. Hoy, ver esta majestuosa obra de remodelación de un inmueble tan preciado para nosotros, los artistas, es una alegría. Más aún, en un festival de Jazz que abre las puertas de este teatro de manera gratuita y presenta artistas de gran trayectoria y talento. Me siento afortunado de ser invitado a esta edición del festival y felicito la gestión del Teatro y la Corporación Cultural por brindar al público la diversidad musical de artistas nacionales. La verdad, es un privilegio”.

“El mensaje es que el jazz invita a la libertad, a la paz, y a abrazarse con las diferentes vertientes culturales y la historia”, continúa Andrés Pérez. “También reconoce la identidad propia. En una frase más pequeña: el jazz es una forma de educar para la felicidad”.

Finalmente, el domingo 16 de junio a las 18:00 horas cerró en el Teatro Municipal con Triángulo de las Bermudas Trío y Pamela Castro, un grupo instrumental de jazz con músicos de reconocida trayectoria formado en 2011 en Valparaíso por Manuel Estay, Gonzalo Palma y Rodrigo Rivera, acompañados de la destacada cantante y profesora del Conservatorio de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en las vocales; y Ángel Parra Trío, un grupo que ha sido un pilar del jazz chileno desde los 90, fusionando diversos estilos y cuyas permanente reinvención musical fue la matriz que le posibilitó una larga vigencia, el conjunto además catapultó a Parra más allá de los territorios del rock, a través de su militancia en el grupo Los Tres, y puso su nombre entre los más grandes y populares guitarristas chilenos. Durante su presentación, Ángel Parra Orrego agradeció la oportunidad de presentarse en “el teatro con la mejor acústica de Chile” y en una ciudad que “apreciara tanto la cultura como Viña del Mar”.

El evento se trataría de la primera actividad organizada en lo que lleva del año por la Corporación Cultural de Viña del Mar en conjunto con el Teatro Municipal, espacios tradicionales que no dejan de crecer ni presentar eventos culturales a la comunidad y cuyas actividades culturales serán una constante en los próximos meses para la Ciudad Jardín.

Author Usuario Practicante

More posts by Usuario Practicante