Artes VisualesCorporación Cultural de Viña del MarExpos ActualesExposiciones Sala Viña del MarNoticias

Notable exposición «Itaca y más allá” de Edgardo Catalán en la Sala Viña del Mar

Oleos de mediano y gran formato de los últimos dos años de producción conformaron la muestra “Itaca y más allá” que el premiado artista porteño Edgardo Catalán presentó en la Sala Viña del Mar en los meses de julio y agosto del 2019.

El título de la muestra surge de los artículos sobre literatura Europea del escritor Claudio Magris. “Itaca es literatura, El viaje de Odiseo y su regreso a la mítica isla, temas esencialmente literarios, metáforas de la vida, el amor, la nostalgia y el retorno a casa… Es la metáfora del viaje a Marsella de Matisse. Estas pinturas son las estaciones de mi propio viaje en tren a Marsella. Formas y colores que el sentimiento y el intelecto erigen, como barricadas de humo, el avance implacable de la entropía final”, señala Catalán.

Siete décadas en activa producción artística tiene a su haber el maestro Edgardo Catalán, quien pertenece a una generación de pintores legendarios de los años ‘50 y ‘60, que han vivido en Chile y en el extranjero.

“Para nosotros es un orgullo contar nuevamente con una exposición de Edgardo Catalán, porque es un maestro que ha formado a  tantos alumnos y discípulos que hoy día transitan en la creación y en el arte” destacó Luis Bork, presidente de la Corporación Cultural de Viña del Mar.

Numerosas exposiciones individuales y colectivas dan cuenta de su labor sistemática. Décadas de trayectoria artística y un sinfín de exposiciones en Chile, Argentina, Estados Unidos y Europa tiene a su haber Edgardo Catalán, quien ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera. Destaca su permanencia por 25 años en Estados Unidos, donde fue jefe del departamento de arte en The Thacher School, Ojai California. Posteriormente fue artista en residencia en Webb School, Knoxville, Tennessee.

Posteriormente contribuyó  al desarrollo de las artes en la Región de Valparaíso del que dan cuenta espacios como la sala El Farol y el Concurso de Arte Joven. Su producción artística puede ser leída como la puesta en obra de una memoria constituida por imágenes que retornan, como buscando un cuerpo visual que acoja la distancia que traen consigo.

Esta exposición fue organizada por la Corporación Cultural de Viña del Mar con el auspicio de la Universidad de Valparaíso.